Sclerotherapy

¿Estás harto de ver venas vergonzosas esparcidas por tus piernas? ¿Estás cansada de taparlos cuando lo único que quieres hacer es usar pantalones cortos, faldas o vestidos en el calor del verano? ¿La sensación de cansancio, pesadez, ardor y picazón en las piernas es demasiado difícil de soportar? Deja de sufrir y comienza a vivir deshaciéndote de las dolorosas arañas vasculares y varices con la escleroterapia.

¿QUÉ ES LA ESCLEROTERAPIA?

La escleroterapia es un tratamiento que se utiliza para eliminar arañas vasculares y pequeñas venas varicosas. Consiste en inyectar una solución directamente en la vena, provocando que ésta colapse, después de lo cual la sangre se desvía a otras venas más sanas. La vena colapsada luego se absorbe en el tejido y eventualmente desaparece en unas pocas semanas.

Además de mejorar la apariencia de tus piernas, el tratamiento de escleroterapia puede ayudar a aliviar síntomas como:

  • Hinchazón
  • Incendio
  • Dolor
  • Piernas inquietas

PREPARACIÓN PARA LA ESCLEROTERAPIA

Antes de su tratamiento de escleroterapia, su médico revisará su historial médico y consideraciones importantes como:

  • Enfermedades recientes
  • Condiciones médicas actuales
  • Medicamentos que estás tomando
  • El consumo de tabaco
  • Alergias
  • Tratamientos previos para la enfermedad de las venas.

DURANTE LA ESCLEROTERAPIA

Mientras usted está acostado boca arriba en una mesa de examen, se inserta una pequeña aguja en la vena enferma para distribuir una solución. Una vez que se inserta la solución, la vena se cierra, lo que obliga a la sangre a desviarse. La vena tratada luego colapsa, se disuelve y es absorbida por el cuerpo.

El procedimiento dura entre 15 y 30 minutos. La cantidad de venas inyectadas durante un procedimiento dependerá del tamaño y la ubicación de las venas, así como de su salud general. Es posible que experimente una leve molestia durante unos momentos después.

Los efectos secundarios del tratamiento suelen ser muy leves y desaparecen en unas pocas semanas. Incluyen:

  • Líneas o manchas oscuras
  • moretones
  • Hinchazón y/o enrojecimiento
  • pequeños vasos sanguíneos
  • Pequeñas llagas en la piel

Después de la escleroterapia, descansará boca arriba durante 15 a 20 minutos para asegurarse de que no haya reacciones al tratamiento. Se deben usar medias o vendajes de compresión durante algunas semanas después del procedimiento. Se recomienda seguir con su rutina habitual después del tratamiento para prevenir la coagulación, pero le recomendamos que evite el ejercicio extenuante o la exposición al sol durante las primeras semanas. Los resultados notables aparecen antes, después de aproximadamente 3 a 6 semanas. Evite baños calientes, compresas calientes, jacuzzis, saunas y la exposición directa a la luz solar. Evite tomar medicamentos antiinflamatorios como aspirina e ibuprofeno durante al menos 48 horas.